Por Laura McGorman y Alex Pompe, Data for Good

Al planificar campañas de salud pública o responder a brotes de enfermedades, las organizaciones de salud necesitan información acerca de dónde viven los posibles beneficiarios, así como información en tiempo real desde el lugar de los hechos. Sin embargo, en gran parte del mundo, la información de los censos suele estar desactualizada y el conocimiento sobre las comunidades remotas es escaso.

Hoy, presentamos tres tipos de mapas que ayudarán a las organizaciones sin fines de lucro y a las universidades que trabajan en salud pública a vencer los brotes de enfermedades y llegar a las comunidades vulnerables de manera más efectiva. Los mapas que presentamos (mapas de densidad de población completos con estimaciones demográficas, mapas de movimiento y mapas de cobertura de red) ayudarán a nuestros  aliados a comprender mejor dónde viven las personas, cómo se mueven y si cuentan con conectividad. Cuando todos estos mapas se combinan con información directa de los sistemas de salud, pueden mejorar la forma en que las organizaciones entregan suministros y responden a los brotes.

“Las epidemias representan una amenaza creciente para las personas y su sustento”, dijo Vanessa Candeias, Directora de Shaping the Future of Health and Healthcare en el Foro Económico Mundial. “Mitigar el riesgo e impacto requiere del uso de todas las herramientas que tengamos a nuestro alcance”.

Nuestros aliados iniciales en este esfuerzo incluyen: Direct Relief, FHI360, Escuela de Salud Pública de Harvard, Instituto de Evaluación de Métricas de Salud de la Universidad de Washington, Cuerpo Médico Internacional, Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Proyecto Atlas de Malaria, Centro MRC para el Análisis Global de Enfermedades Infecciosas en el Imperial College London, Northeastern University, Sabin Vaccine Institute, UNICEF, Wadhwani AI, el Banco Mundial y el Foro Económico Mundial.

Mapas de densidad poblacional de alta resolución que incluyen estimaciones demográficas

Hace dos años, comenzamos a trabajar con la Universidad de Columbia para utilizar imágenes satelitales y datos de censos para construir los mapas de población más detallados del mundo para mejorar los proyectos de conectividad. Después de trabajar con grupos como el proyecto de la Cruz Roja Americana y Missing Maps, nos dimos cuenta de que estos mapas también podrían tener aplicaciones relevantes y trascendentes en materia de salud pública.

Hoy, publicamos mapas de alta resolución que estiman no sólo el número de personas que viven dentro de cuadrículas de 30 metros, sino que también brindan información sobre la demografía, incluido el número de niños menores de cinco años, el número de mujeres en edad reproductiva, así como las poblaciones jóvenes y ancianas, con resoluciones sin precedentes. Estos mapas no se construyen con datos de Facebook, sino que combinan el poder de la visión artificial con imágenes de satélite e información de censos. Al combinar estos conjuntos de datos disponibles públicamente y comercialmente, con las capacidades de IA de Facebook, hemos creado mapas de población que son tres veces más detallados que cualquier otra fuente.

Las organizaciones de salud ya usan esta información para asignar recursos a las áreas donde viven los beneficiarios previstos, como en Malawi, donde estos mapas ayudaron a la Cruz Roja Americana y al proyecto Missing Maps a identificar áreas con y sin concentraciones de personas para que pudieran desplegar a 3,000 trabajadores de la salud, para entregar mensajes de vacunación de manera más eficiente durante una campaña contra el sarampión.

Imagen: El mapa de arriba muestra la distribución de mujeres en edad reproductiva (edades 18-49) distribuidas en Tanzania, extraído de una combinación de datos de censos e imágenes satelitales.

Mapas de movimiento

Los funcionarios de salud pública a menudo tienen dificultades para predecir dónde se producirán los brotes de enfermedades, como la malaria o el cólera. Sin embargo, una investigación de vanguardia ha encontrado que la combinación de información del sistema de salud con datos sobre la movilidad humana puede proporcionar información valiosa sobre las enfermedades transmitidas por el contacto humano.

“Los movimientos de población son cruciales para la propagación de muchas infecciones, desde la influenza hasta el sarampión”, dijo el Dr. Adam Kucharski, profesor asistente en modelado matemático en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. “Históricamente ha sido muy difícil para los investigadores de enfermedades obtener información sobre estos patrones de movimiento”.

Imagen: El mapa anterior muestra el movimiento entre el Gran Londres y las áreas circundantes por día. Estos datos son útiles para las organizaciones de salud pública que analizan la propagación de enfermedades transmisibles, como la gripe.

Nuestros mapas de movimiento suman la información agregada de las personas que utilizan Facebook en sus teléfonos móviles con los Servicios de Ubicación habilitados, lo que proporciona instantáneas en tiempo real de los patrones de movilidad. Las organizaciones aliadas pueden combinar estos datos con información sobre casos de enfermedades para obtener información sobre dónde es probable que ocurra el próximo caso de cólera o malaria resistente a los medicamentos. La información mejorada de estos modelos de pronóstico permite a los sistemas de salud adelantarse a un brote mediante la colocación previa de tratamientos donde es probable que sean más necesarios.

“Este tipo de datos se puede integrar a nuestros modelos epidemiológicos para ayudarnos a estimar la rapidez con la que se puede propagar una enfermedad y dónde colocar los recursos para contenerla”, dijo Caroline Buckee, profesora asociada de epidemiología de la Escuela de Salud Pública de Harvard TH Chan.

Mapas de cobertura de red

Durante la última década, la mayor disponibilidad de tecnologías de salud móviles ha ampliado dramáticamente el acceso a la información de salud. Sin embargo, muchos países todavía tienen áreas con poco o ningún acceso a Internet. Mientras tanto, los funcionarios de salud pública tienen recursos limitados para realizar visitas de casa en casa, así como información limitada sobre si las poblaciones objetivo pueden ser alcanzadas digitalmente.

Debido a que la mayoría de las personas usan Facebook en teléfonos móviles que dependen de redes celulares, podemos crear mapas en tiempo real que muestran a las organizaciones de salud si se puede contactar a las personas con un mensaje en línea antes de actividades como los días de vacunación o las distribuciones de la red de camas. Esto permite a los equipos de salud pública priorizar dónde se requieren otras formas de comunicación, alcanzando el máximo número de personas al menor costo posible.

Imagen: El mapa muestra la densidad de disponibilidad de cobertura de red de 3G en las áreas de la República Democrática del Congo afectadas por el brote más reciente de ébola.

Esperamos que estos mapas de prevención de enfermedades sean un recurso valioso para las organizaciones de salud pública y que este trabajo ayude a mejorar la prestación efectiva de servicios de salud y la respuesta a epidemias. “Este esfuerzo es también otro paso positivo para desbloquear todo el potencial para que los datos de los sectores público y privado se combinen para predecir y pronosticar epidemias”, dijo Candeias. En línea con el tercer Objetivo de Desarrollo Sostenible sobre la mejora de la salud para todos, esperamos que nuestros socios utilicen estos mapas para mejorar los resultados de salud para las comunidades de todo el mundo.

Nuestros mapas de densidad de población de alta resolución se pueden encontrar en nuestra página sobre Intercambio de datos humanitarios. Los nuevos socios interesados ​​en utilizar mapas de datos de movimiento o cobertura de red pueden comunicarse con diseaseprevmaps@fb.com. Para obtener más información, visite nuestro sitio web Data for Good.