Por Ime Archibong, Vicepresidente de Alianzas de Productos

En los últimos días fuimos acusados de permitir a nuestros socios acceder a mensajes privados de las personas sin que estas lo supieran. Eso no es verdad y queremos aportar más información sobre nuestras sociedades de mensajería con terceros.

Trabajamos estrechamente con cuatro socios para integrar sistemas de mensajería en sus productos de manera de permitir que los usuarios enviaran mensajes a sus amigos de Facebook. Esa función sería habilitada únicamente si las personas decidían iniciar la sesión con Facebook. Se trata de una práctica común en nuestra industria, como la que permite a Alexa leer tus correos electrónicos en voz alta o desde la aplicación de Correo de Apple.

Las personas podían enviar mensajes a sus amigos sobre lo que estaban escuchando en Spotify o viendo en Netflix, compartir carpetas en Dropbox, u obtener los recibos de transferencias de dinero realizadas a través de la aplicación del Royal Bank of Canada. Todas esas funciones fueron públicamente discutidas, aclaradas a los usuarios y estaban disponibles únicamente bajo la condición de que las personas iniciaran sesión con Facebook en los servicios mencionados. No obstante, se trató de experiencias experimentales que fueron suspendidas hace casi tres años.

¿Por qué los socios de mensajería tenían acceso de lectura, escritura y eliminación de mensajes?

Porque ese era el objetivo de la herramienta. Trabajamos con los socios de mensajería mencionados para construir integraciones en sus aplicaciones que facilitara a las personas enviar mensajes a sus amigos de Facebook.

Específicamente, permitimos que las personas pudieran enviar a sus amigos mensajes con la música que estaban escuchando en Spotify, o el contenido que estaban mirado en Netflix, directamente desde las apps de Spotify y Netflix (ver las capturas de pantalla abajo). También permitía enviar links a carpetas de Dropbox (como una colección de fotografías) desde la app de Dropbox, y comprobantes de transferencias de dinero realizadas a través de la aplicación del Royal Bank of Canada.

Para que puedas escribir un mensaje a un amigo de Facebook desde Spotify, por ejemplo, necesitábamos darle a Spotify “acceso de escritura”. Para que puedas leer mensajes, necesitábamos darle a Spotify “acceso de lectura”. El “acceso para eliminar” implicaba que si eliminabas un mensaje desde Spotify también se eliminaría en Facebook. Ningún tercero accedió a tus mensajes privados o escribió a tus amigos sin tu permiso. Muchos de los artículos publicados sobre este tema insinúan que concedimos acceso a nuestros socios a mensajes privados. Esto es incorrecto.

Estas asociaciones fueron producto de extensas negociaciones y abundantes documentos que detallaron el modo en que nuestros socios harían uso de la API, especificando a cuales datos podrían acceder y a cuales no.

Ejemplo de cómo las personas podían enviar mensajes con la recomendación de una canción.

Ejemplo de cómo las personas podían enviar mensajes a sus amigos de Facebook dentro de Netflix para recomendar un show de TV o película.

Para más información sobre nuestras sociedades con terceros, visita la publicación de Konstantinos Papamiltiadis. Director de Plataformas para Desarrolladores y Programas en Facebook.