Por Tessa Lyons, Gerente de Producto

Las noticias falsas son una forma de ganar dinero para los generadores de spam y se han convertido en un arma de manipulación en el mundo entero. Su irrupción ha planteado importantes preguntas para la sociedad y creado nuevas responsabilidades para compañías como Facebook.

La desinformación es perjudicial para nuestra comunidad y para nuestro negocio. Por eso, estamos invirtiendo tiempo y recursos para combatirla. Como expliqué en mi publicación anterior, lo hacemos de tres maneras:

  • Removiendo cuentas y contenido que violan nuestras políticas
  • Reduciendo la distribución de noticias falsas y de los incentivos financieros que estimulan su creación
  • Aportando contexto a las personas para tengan más información sobre las historias que ven

Uno de los aspectos de nuestra estrategia que más consultas genera son las asociaciones con organizaciones independientes de verificación de noticias. Ellas nos ayudan a identificar noticias falsas para que podamos desalentar su distribución en Facebook. La iniciativa está progresando y hemos aprendido mucho. Este año, expandimos el programa a más países y las agencias verificadoras comenzaron a auditar fotos y videos, además de links. También estamos buscando dar más transparencia a estas iniciativas y hemos solicitado a investigadores independientes que midieran nuestros resultados.

Este programa es solo una parte de nuestra estrategia y sabemos que no será posible abordar esta problemática únicamente con equipos de verificadores. Sin embargo, quería compartir más detalles sobre nuestro trabajo y los desafíos que enfrentamos.

Cómo funciona la verificación de noticias por organizaciones independientes

Comenzamos el programa de verificación de noticias realizado por organizaciones independientes en diciembre de 2016. Hoy, contamos con 25 socios en 14 países, muchos de los cuales ya han celebrado elecciones o lo harán en breve. Nuestros socios en este esfuerzo son agencias certificadas por la Red Internacional de Verificación de Datos, una entidad apartidaria. Cuando los verificadores certifican que un artículo es falso, desciende automáticamente en el News Feed, lo que reduce su visualización en más de un 80%, en promedio.

Así es como funciona:

  • Utilizamos tecnología para identificar noticias potencialmente falsas. Por ejemplo, cuando las personas en Facebook reportan una noticia porque sospechan que es falsa, o expresan dudas sobre la veracidad de un artículo, son señales indicativas de que la noticia en cuestión debe ser revisada. En Estados Unidos también usamos inteligencia artificial (machine learning), que se basa en artículos anteriores ya fueron auditados por los verificadores. Recientemente, hemos dado a las agencias verificadoras la opción de identificar activamente historias para ser analizadas.
  • Los verificadores de contenido clasifican y brindan contexto a los artículos analizados. Los verificadores de contenido independientes chequean las noticias, establecen su precisión y escriben artículos para contextualizar la clasificación otorgada.
  • Reducimos la distribución de los links evaluados como falsos y proveemos más contexto en Facebook. Si una historia es marcada como falsa, reducimos su distribución en el News Feed (para más información, ingresa a nuestra publicación sobre cómo funciona el ranking del News Feed). Informamos a quienes deseen compartirla que hay otros artículos sobre ese tema y notificamos a las personas que ya la compartieron. También disponibilizamos la nota de referencia del verificador de contenido en Artículos Relacionados, inmediatamente debajo de la noticia, en el News Feed.
  • Actuamos contra los generadores de noticias falsas. Si una Página de Facebook o sitio web propaga desinformación reiteradas veces, reduciremos su distribución general en nuestra plataforma y no solamente la circulación de los artículos marcados como falsos. También les quitamos la posibilidad de monetizar o de publicitar a través de nuestros servicios.

Los límites de la verificación de noticias

A lo largo de los últimos 18 meses hemos progresado mucho, pero también reconocemos los límites que tiene este programa. No todos los países tienen agencias certificadas de verificación de noticias y no todos comparten los mismos estándares ni tienen el mismo nivel de libertad de prensa. Incluso donde existen organizaciones de verificación de contenidos, no hay suficientes para revisar todos los reportes de historias potencialmente falsas. Puede tomar horas o incluso días revisar un solo reporte. Y la mayoría de las denuncias no están limitadas a un solo artículo, si no que se extienden a otros sitios. Para lograr un progreso real, debemos seguir mejorando nuestros sistemas de machine learning y continuar probando otras tácticas que puedan funcionar en todo el mundo.

Existen otros desafíos, como el tratamiento que se le debe dar a la opinión y a la sátira. Creemos firmemente que las personas deben poder debatir libremente sobre sus ideas, incluso aquellas más controversiales. También reconocemos que hay una delgada línea entre la desinformación y la sátira o la opinión. Por ejemplo, a veces las personas intentan clasificar a sus sitios como satíricos para cubrir su verdadera motivación: difundir historias falsas. Esto puede dificultar la labor de los verificadores de noticias.

Otra pregunta es qué hacer cuando los editores quieren apelar una decisión, especialmente después de que su artículo ya llegó a muchas personas. Permitimos que los editores se pongan en contacto con los verificadores para discutir la calificación o para que corrijan la información a fin de restablecer su nivel de distribución en el News Feed. Si un verificador de datos acepta la corrección o cambia su calificación, eliminaremos las medidas que afectaron a la publicación. Nuestro objetivo es evitar que los malos actores exploten áreas grises en nuestras políticas y no sancionar a publicaciones con buena reputación que cometieron un error.

Y, en última instancia, es importante que las personas confíen en los verificadores de noticias que deciden las clasificaciones. Sin embargo, al tiempo en que trabajamos con la Red Internacional de Verificación de Datos para aprobar a todos nuestros socios y asegurarnos de que tengan altos estándares de precisión, equidad y transparencia, seguimos enfrentando acusaciones de parcialidad. Lo que deja a muchos preguntándose si en el mundo actual es posible identificar un grupo de verificadores de noticias que sean reconocidos masivamente como objetivos. También hemos realizado algunos cambios sobre cómo les informamos a las personas que una historia está en revisión, para que puedan informarse más y sacar sus propias conclusiones.

Está claro que, incluso mientras mejoramos este programa, necesitamos soluciones que vayan más allá de los verificadores de noticias. Es por eso que también estamos trabajando para eliminar cuentas falsas, que a menudo son responsables de la desinformación. Y a medida que dificultamos la difusión de historias falsas y prevenimos que páginas y sitios maliciosos usen nuestras herramientas para hacer dinero, destruimos los modelos comerciales que incentivan a los malos actores a compartir contenido de baja calidad o falso. También continuamos invirtiendo en programas de alfabetización en el consumo de noticias para ayudar a las personas a juzgar mejor a los editores de noticias y a los artículos que ven en Facebook. Es a través de la combinación de todas estas cosas, y al colaborar con otras compañías y organizaciones, que podremos continuar progresando en nuestra lucha contra las noticias falsas.