La cafetería en la oficina de Facebook en Boston.

Foto: Patrick Rogers Photography