Facebook-06-2015-White-on-Blue

Por Chris Sonderby, director jurídico adjunto

Hoy estamos presentando un nuevo Informe Global de Solicitudes de los Gobiernos, parte de nuestros esfuerzos por aumentar la transparencia para reformar la vigilancia de los gobiernos alrededor del mundo.

Este informe, que cubre la segunda mitad del 2015, ofrece información sobre el número de solicitudes de datos presentadas por gobiernos de todo el mundo y la cantidad de publicaciones restringidas por violar la legislación local en los países donde nuestro servicio está disponible. El informe incluye además información sobre las solicitudes relacionadas con la seguridad nacional recibidas de las autoridades de Estados Unidos a través de Cartas de Seguridad Nacional en el marco de la Ley de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera.

Continuamos viendo un aumento en las solicitudes de los gobiernos por acceder a datos de los usuarios y restringir acceso a contenido en base a las leyes locales. Las solicitudes de los gobiernos por datos de cuentas aumentaron un 13% en el segundo semestre del 2015 hasta 46.763, desde 41.214 en el semestre anterior. El número de ítems restringidos por violar la legislación local fue de 55.827, contra 20.568 en la primera mitad del 2015.

¿Qué hay de nuevo?

Hemos incorporado varios casos de estudio para ilustrar las solicitudes de los gobiernos para restringir contenido y las acciones resultantes tomadas por Facebook. Uno de los casos explica, por ejemplo, que el aumento en el volumen de contenido restringido en el semestre corresponde casi por completo a una fotografía relacionada con los ataques terroristas de noviembre del 2015 en París. Las autoridades argumentaron que la imagen violaba las leyes francesas que protegen la dignidad humana. Restringimos el acceso a más de 32.000 copias de la foto, sólo en Francia, en respuesta a una solicitud legal del gobierno francés.

Por primera ver estamos también reportando información sobre órdenes de no divulgación: aproximadamente un 60% de las solicitudes de acceso a datos de usuarios que recibimos de las autoridades policiales en Estados Unidos incluían órdenes de no divulgar que nos prohibían notificar a los usuarios. Finalmente, a raíz de cambios legales en Estados Unidos, actualizamos la forma de reportar las solicitudes de seguridad nacional a bandas de 500 (en lugar de bandas de 1.000) para este informe y otros anteriores.

Reconocemos que existen serias amenazas a la seguridad pública y que las autoridades tienen la importante responsabilidad en proteger a las personas. Nuestros equipos legales y de seguridad trabajan para responder a las solicitudes legítimas de las autoridades y al mismo tiempo cumplir con nuestra responsabilidad de proteger la privacidad y seguridad de las personas. Continuaremos abogando por mejoras en las leyes y procedimientos que rigen la cooperación internacional en materia policial y el acceso de los gobiernos a la información. Apoyamos la Ley de Privacidad del Correo Electrónico aprobada ayer por la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, porque podría codificar los requisitos de órdenes judiciales para acceder a contenido y actualizar una vieja ley sobre el acceso de los gobiernos a las comunicaciones de Internet. Apoyamos también los esfuerzos por mejorar la eficiencia del proceso del Tratado sobre Asistencia Jurídica Mutua en Materia Penal y la creación de acuerdos entre gobiernos para resolver conflictos legales y permitir que los proveedores respondan a las solicitudes de autoridades extranjeras de forma consistente con los derechos humanos internacionales.

Como hemos dicho muchas veces, Facebook no ofrece a ningún gobierno “puertas traseras” o acceso directo a los datos de las personas. Analizamos detenidamente cada solicitud de datos de los usuarios que recibimos para determinar su consistencia legal, sin importar qué país está haciendo la solicitud. Si una solicitud parece inconsistente o demasiado amplia, la cuestionamos y, si es necesario, peleamos ante los tribunales.

En los últimos años hemos publicado regularmente información sobre la naturaleza y dimensión de las solicitudes que recibimos. Para proteger la información de las personas que usan nuestro servicio, continuaremos aplicando criterios rigurosos a cada una de las solicitudes que recibimos de los gobiernos. Continuaremos además trabajando con nuestros aliados en la industria y la sociedad civil para presionar a los gobiernos de todo el mundo para reformar la vigilancia de una forma que proteja la seguridad de los ciudadanos, y al mismo tiempo respete sus derechos y libertades.

Puedes encontrar el informe completo aquí.